En ruta


Siempre he sido una paseante. Paseo sumando puntos de vista, construyéndome. Tocando tierra y también por las nubes. Hasta hace poco trabajaba para que marcas, campañas y equipos trascendiesen gracias a su publicidad y comunicación. Las marcas... eran de todo tipo, y yo me ponía en sus zapatos sin poder elegirlas muchas veces.

A partir de aquí y ahora, busco la manera más amable de llegar al punto al que quiero llegar: un día a día profesional y personal más acorde a quién soy, lo que me importa y a lo que quiero contribuir directamente. 

Funciono cuando la coherencia con mis valores brilla. Y funciono cuando puedo combinar perspectivas y relacionar disciplinas. Ya si consigo aprender cosas nuevas... plenitud.

Qué suerte poder elegir proyectos

Qué suerte que mi ruta sea tan emocionante y bonita.

 



Del "trabajo en comunicación publicitaria" 

-que ha tenido diferentes matices en cada etapa-  

al "me dedico a la comunicación para el avance social". 


Esto puede significar muchas cosas, 

y tengo muchas ganas de descubrir todas las posibilidades.



Inciso para expresar lo mucho que me cuesta definir en pocas palabras mi enfoque y el tipo de proyectos que priorizo. Se me ocurren (y veo) demasiadas opciones...

Carta a las Reinas Magas, a Mamá Noel, a la Genia de la Lámpara o quien sea que concede deseos y regalos

Quiero seguir trabajando para que el impacto de los proyectos a los que contribuyo, además de trascendente, sea positivo. Vale, sí, "positivo" es un término que se usa tanto que pierde significado; me refiero a algo que genere progreso social tangible. Que no se quede en ser "neutral" (meh) y no sume realmente. Que no priorice euro frente a persona, por supuesto. Que con su avance fomente que su entorno avance también.


Busco contribuir de forma directa a lo que considero que sería una sociedad mejor: una más consciente, coherente y responsable. Más empática y comunitaria. 

Paso a paso, piedra a piedra.

Me encantaría contribuir a fomentar la igualdad real de oportunidades y la cohesión social. A garantizar y reforzar los derechos humanos.  A un proyecto que, de alguna manera, entienda el valor transformador del arte. Que promueva hábitos sostenibles y conscientes, y contribuya a cuidar nuestro planeta (en vez de a destruirlo o a hacer como que no pasa nada). Que siga una filosofía amable hacia cualquier forma de vida, de cualquier especie y tamaño. Que apoye lo local y comunitario. A un proyecto que se parezca -o encaje, o complemente- a quien ya soy y quiero seguir siendo.



🧑‍🤝‍🧑✊🌍🎨🌱


Mientras avanzo en mi camino y disfruto de ser un tanto idealista, dedico mi tiempo a varios proyectos como profesional independiente

Tengo algo de margen para explorar nuevas colaboraciones. ¿Hablamos?


👉 hola@anapicado.com